CONOCEMOS AL VICARIO GENERAL DE LA ORDEN, PADRE AGUSTÍ BORRELL

CONOCEMOS AL VICARIO GENERAL DE LA ORDEN, PADRE AGUSTÍ BORRELL

Escrito en: jul 08, 2015

El pasado 14 de mayo, el padre Agustí Borrell fue nombrado Vicario General de la Orden del Carmelo Descalzo, en el 91 Capítulo General del Carmelo Teresiano, que tuvo lugar en Ávila.

Doctor en Sagrada Escritura, el padre Agustí Borrell, siempre ha permanecido ligado al ámbito universitario, ejerciendo como docente en diversas instituciones educativas como la Facultat de Teología de Catalunya o los Institutos de Ciencias Religiosas de Lleida y Barcelona, compaginándolo con su cargo como Superior Provincial de los Carmelitas Descalzos de Cataluña y Baleares, y posteriormente como Consejero Provincial de la nueva provincia Ibérica de Santa Teresa de Jesús.

Hoy hemos tenido la ocasión de entrevistarle, y poder conocer qué supone para él este nombramiento, en el año del V Centenario del nacimiento de Santa Teresa de Jesús.

Su nombramiento coincide con el año de conmemoración del V Centenario de Santa Teresa de Jesús. ¿Qué supone para usted el nombramiento en un momento tan importante para la Orden? ¿Cómo afronta este nuevo reto?

El V Centenario es un momento singular en la vida del Carmelo Teresiano. Constituye una oportunidad extraordinaria para un acercamiento actualizador a Santa Teresa, que para nosotros es fundadora, maestra y modelo. Para mí la elección en el año del Centenario supone una invitación a poner la mirada en la experiencia y la enseñanza de Teresa a la hora de vivir como carmelita y de asumir esta nueva responsabilidad. Para el equipo que formamos el nuevo gobierno general es un reto acompañar a toda la Orden en el proyecto concreto que nos ha confiado el Capítulo General, es decir, revisar nuestra vida para que haya una correspondencia adecuada entre la realidad de cada día y el ideal expresado en las Constituciones.

 El Vicario General es la segunda autoridad mundial de la Orden del Carmelo Descalzo… ¿Cómo valora la situación de la Orden en todo el mundo? ¿Y en España?

La Orden goza de buena salud, aunque hemos entrado en un tiempo de crisis. La humanidad entera está viviendo un auténtico cambio de época, y esto influye fuertemente en la Iglesia entera y también en nuestra familia religiosa. La crisis actual, como todas las crisis, no hay que verla como algo negativo, sino como una oportunidad y una interpelación. Cuando se llega a una encrucijada, hay que tomar decisiones, no es posible seguir adelante de forma rutinaria o quedarse parado. El Carmelo Teresiano está experimentando cambios importantes, por ejemplo en su distribución geográfica. Las provincias europeas tradicionalmente numerosas (particularmente las de España e Italia) están disminuyendo rápidamente, mientras que hay un crecimiento notable en la India y en Oriente en general, en África y en América latina. Hay que afrontar con lucidez estos cambios, para que nuestro carisma siga siendo evangélico y significativo.

Muchas veces se percibe una imagen de Santa Teresa de una manera parcial o incompleta. ¿Cree que las iniciativas llevadas a cabo en este V Centenario son suficientes para mostrar a la verdadera Santa Teresa o que aún queda camino por recorrer?

Santa Teresa tiene una riqueza tan extraordinaria que siempre quedarán aspectos de su experiencia y de su mensaje por descubrir o por actualizar. Es cierto que a menudo ha sido conocida de forma parcial o incluso deformada o interesada. Creo que poco a poco vamos descubriendo su auténtica personalidad y la magnitud de su obra.

El Centenario ha contribuido a conocerla mejor y a darla a conocer, pero hay que seguir avanzando, por ejemplo con estudios serios de tipo histórico, literario, teológico, etc.

 ¿Considera que las actividades del V Centenario lograrán atraer a más jóvenes a la Iglesia?

El Centenario no se ha olvidado de los jóvenes. Se han programado encuentros juveniles, algunos multitudinarios, para acercar a Teresa a las nuevas generaciones. Esto es importante, porque en un tiempo en que la transmisión de la fe a los jóvenes no resulta fácil, personas como Teresa resultan muy atractivas, porque no hablan de teorías, sino de experiencia. Los testigos resultan mucho más convincentes que cualquier doctrina. Si somos capaces de dar a conocer a Teresa, seguro que muchas personas, de todas las edades, sentirán el deseo de vivir como ella el gozo de la amistad con Cristo.

Las actividades que se están llevando a cabo con motivo de este V Centenario, son muy numerosas y diversas, no solo a nivel nacional, sino en todo el mundo. ¿Cómo valora la Orden la acogida que están teniendo estas iniciativas?

Sin duda, podemos estar satisfechos del eco tan amplio que está teniendo el V Centenario en todo el mundo. El interés universal por Santa Teresa es una de las constataciones más evidentes de este año. En los lugares más insospechados del mundo se han organizado actividades y han tenido una participación amplia. Esto nos muestra que Teresa es una mujer universal, cuyo mensaje es válido para cualquier época y cultura. Al mismo tiempo, hay que reconocer el reto que supone compaginar la pluralidad con la unidad, para que esta variedad de acercamientos a Teresa sea una riqueza y no una dispersión.

Facebook