A quien le pareciere áspero eche la culpa a su falta de espíritu y no a lo que aquí se guarda.(V. 36-30.)

A quien le pareciere áspero eche la culpa a su falta de espíritu y no a lo que aquí se guarda.(V. 36-30.)

Escrito en: sep 03, 2014

A quien le pareciere áspero eche la culpa a su falta de espíritu y no a lo que aquí se guarda.​​(V. 36-30.)

Facebook