Ávila

Gastronomía

Escrito en: may 06, 2014

La gastronomía abulense está representada por una gran variedad de productos debido a la diversidad geográfica y climática. La ciudad ha ido completando su oferta gastronómica en los últimos años, actualmente se pueden encontrar establecimientos donde degustar platos de la tradición más arraigada con las fórmulas más innovadoras de cocina de autor y con restaurantes de cocina internacional.

El menú abulense por excelencia comenzaría con las judías del Barco, antes de dar paso al chuletón de ternera y para finalizar con unas Yemas de Santa Teresa de postre. Un menú representativo basado en los productos agrícolas y ganaderos de la región, que son múltiples y variados.

Una de las costumbres más arraigadas en la ciudad amurallada es el tapeo. Todas las consumiciones van acompañadas de un pincho, una ración en miniatura de los clásicos gastronómicos. A lo largo de la ciudad se pueden disfrutar de exquisitas viandas en versión reducida.

La tradición castellana se conserva con las sopas de ajo o castellanas que tienen un sabor especial al estar aderezadas con el pimentón de Candeleda; el lomo o el chorizo de la olla, productos de matanza previamente fritos que se mantienen en conserva en su propio aceite. Así como el cochinillo en pequeñas tajadas, el cuchifrito.

Ávila es ciudad de interior pero gracias a su tradición católica la gastronomía cuenta con una gran variedad de recetas de pescado, los protagonistas son el bacalao y la trucha.

Los dulces más conocidos son las famosas yemas de Santa Teresa que no son los únicos: mantecados, amarguillos, empiñonados, torrijas, perrunillas y torrijas completan la carta de dulces de las pastelerías de la ciudad.

 

gastronomia

Facebook