¡Cómo sufre que una criaturilla hable a su Majestad tan atrevidamente! (V. 34-8.)

¡Cómo sufre que una criaturilla hable a su Majestad tan atrevidamente! (V. 34-8.)

Escrito en: sep 03, 2014

​¡Cómo sufre que una criaturilla hable a su Majestad tan atrevidamente! ​(V. 34-8.)

Facebook