Denis Rafter: “Contar la vida de Santa Teresa es contar una historia increíble”

Denis Rafter: “Contar la vida de Santa Teresa es contar una historia increíble”

Escrito en: mar 18, 2015

El pasado 28 de febrero se estrenaba en Ávila la obra de teatro “Teresa, la jardinera de la luz”. Un trabajo que ante todo busca homenajear a Santa Teresa como ser humano y como mujer, con ocasión de su V Centenario que este año celebramos.

Escrita y dirigida por el irlandés Denis Rafter, hemos charlado con él sobre la motivación a la hora de realizar esta obra y qué ha supuesto para él, a nivel personal y profesional, la figura de la Santa andariega.

denis rafter

¿Cómo surgió la idea de preparar una obra de teatro dedicada a Santa Teresa de Jesús?

Pues, primero. se enciende una luz en tu imaginación, una chispa de un idea. Siento de alguna manera que Santa Teresa me llamaba. Esto creo que suele ocurrirles a los escritores que, de repente, entre un idea inspirada por algo o por alguien, surge. Poco a poco va creciendo, primero en la subconsciencia y, después, con claridad como una luz en la mente. No es un fenómeno atípico pero tampoco debe tomarse como un tópico. Es parte del proceso creativo. Pero tal vez también es algo espiritual, cuando el artista o escritor siente una unión con su personaje, en este caso, con Teresa de Ahumada, una mujer extraordinaria y universal.

¿Qué imagen o valores de la Santa quiere transmitir en concreto?

Leí una pequeña biografía de Santa Teresa escrita por la escritora irlandesa, Kate O’Brien, y en este libro, habla de ella en su vertiente más humana. Por eso, en la obra de teatro que he escrito y dirigido, se trata ese lado de ella, sus grandes cualidades, como ser mujer de su época. Creo, además, que para ser Santa primero hay que ser una mujer llena de elementos humanos. Y con este quiero decir no solamente nuestras cualidades sino también nuestras debilidades como humanos. Teresa era muy inteligente pero también capaz de llevar a la gente a su manera de pensar. En pocas palabras, era lista. Era atractiva y algo coqueta en su adolescencia. Demostraba su gran talento como escritora y, a la vez, era capaz de usar la ironía en sus cartas y poemas. Era una gran amante y absolutamente dedicada al único hombre que podía amar, Jesús. Tiene todas las aspectos de una gran heroína clásica.

¿Por qué ciudades itinerará la obra?

Por delante hay representaciones de la obra en muchos sitios, por lo menos cien en total, la mayoría en iglesias y conventos. Pero es una obra apta tanto para creyentes como para no creyentes porque habla con un lenguaje natural y directo. Hay canciones y himnos de la época de Teresa, el siglo XVI, una mezcla de musica religiosa y profana. Hay momentos de humor y de tristeza…

Ya hemos presentado la obra en Gotarrendura, Ávila y Alba de Tormes y, en cada sitio, era un gusto poder ver que las iglesias estaban llenas de gente de todas las edades y la mayoría muy emocionados. Contar la vida de Santa Teresa es contar una historia increíble, llena de coraje, sufrimiento pero también de éxitos y felicidad. Solo en el mes de marzo tenemos, más o menos, unas seis funciones. El 29 de marzo estaremos otra vez en el Convento de la Anunciación de Alba de Tormes donde se encuentra el sepulcro de la Santa.

¿Qué supone para usted la presentación de esta obra en plena celebración del V Centenario del nacimiento de Santa Teresa?

Es una oportunidad única para poder demostrar que una mujer que vivía hace quinientos anos puede todavía inspirar a las personas de hoy y, sobre todo, diría a mujeres contemporáneas; demostrando su fuerza, su inteligencia, su ternura, su sabiduría, su entrega y capacidad de amar. Teresa era una pionera en la lucha de la mujer por su igualdad, sus derechos y su contribución a la humanidad. Todavía hoy lamentablemente muchas mujeres viven sin derechos, ni si quiera libertad, libertad de estudiar, de trabajar, de tomar parte en las grandes decisiones que afectan a todos… Teresa luchaba para esta libertad y hubo de enfrentarse con grandes obstáculos y eso es lo que intento transmitir.

¿Es la primera vez en su carrera que dirige una obra de índole religiosa?

Vengo de Dublín, donde siempre ha habido una influencia espiritual fuerte en nuestros autores. Para bien o para mal, la iglesia ha tenido un papel importante en mi manera de ser como artista y como escritor. También la iglesia siempre ha tenido un vínculo con el teatro. Hablar de teatro sin pensar en el espíritu es difícil.

He hecho varias obras relacionadas con santos y con temática religiosa. Durante la EXPO 92 en Sevilla monté un concierto de órgano en la Catedral y otra en un convento en la misma ciudad. En Elche dirigí El Angel del Apocalipsis, una obra de teatro sobre San Vicente Ferrer. En Toledo he puesto en escena El pájaro solitario, que trata del encarcelamiento de San Juan de la Cruz en Toledo. En Ciudad Rodrigo he trabajado en La Pasión tanto como director como de actor y, en el cine, he actuado en la película Pablo de Tarsus.

¿Le ha resultado fácil evadir los tópicos y prejuicios que suelen asociarse a la religión para acercarse más a temas humanos?

Espero que mi visión sobre Santa Teresa sirva para demostrar que cualquiera santo o santa, ante todo y primero, ha sido un ser humano como nosotros. Y cuando hablo de santo no solamente hago referencia a los santos católicos sino también a aquellos que sin ser católicos demuestran santidad, esta luz que transmite bondad, gran caridad, amor al próximo, humildad y generosidad de espíritu. En mi extensa investigación sobre Teresa antes de escribir la obra hablé con personas de diferentes creencias y todos hablaban bien de ella. Es una mujer accesible y un símbolo para muchas mujeres de diversas culturas y posiciones sociales.

Facebook