Dénos remedio su Majestad para que sólo pongamos los ojos en contentarle y nos olvidemos de nosotros mismos. (M. VI, 3-18.)

Dénos remedio su Majestad para que sólo pongamos los ojos en contentarle y nos olvidemos de nosotros mismos. (M. VI, 3-18.)

Escrito en: sep 04, 2014

Dénos remedio su Majestad para que sólo pongamos los ojos en contentarle y nos olvidemos de nosotros mismos. ​(M. VI, 3-18.)

Facebook