El Año Jubilar Teresiano

El Año Jubilar Teresiano

Escrito en: sep 17, 2014

apertura religiosa
En unas semanas comenzará oficialmente el año jubilar concedido por el Papa Francisco para toda España con motivo del V Centenario del nacimiento de Santa Teresa de Jesús (entre octubre de 2014 y octubre de 2015), tal y como se recoge en el Decreto de Penitenciaría Apostólica hecho público el pasado mes de abril. Para inaugurar de una manera solemne dicho Jubileo, está prevista la celebración de una Eucaristía en la Plaza de Santa Teresa (Ávila), en la que se espera la participación de más de 6.000 personas. Una celebración que estará presidida por el Presidente de la Conferencia Episcopal y Arzobispo de Valladolid, Mons. Ricardo Blázquez.

La lista de templos que el Obispo de Ávila, Mons. Jesús García Burillo, ha tenido a bien designar para poder lucrar la Indulgencia Plenaria en la diócesis de Ávila. Son los siguientes:

-S.A.I. IGLESIA CATEDRAL
-IGLESIA DE LA SANTA (PP CARMELITAS DESCALZOS) EN ÁVILA, casa natal de Santa Teresa
-IGLESIA DEL CONVENTO DE SAN JOSÉ, (MONJAS CARMELITAS DESCALZAS) EN ÁVILA, primera fundación de Teresa (24 de agosto de 1562).
-IGLESIA DEL CONVENTO DE LA ENCARNACIÓN (MONJAS CARMELITAS DESCALZAS) EN ÁVILA, casa de la Santa entre 1535 y 1562, y donde regresa en 1571 para ejercer durante tres años como Priora. Allí toma los hábitos como Carmelita el 3 de noviembre de 1536.
-IGLESIA DEL CONVENTO DE SANTA TERESA DE JESÚS Y SAN JUAN DE LA CRUZ (MONJAS CARMELITAS DESCALZAS), EN DURUELO (ÁVILA), donde comienza la reforma masculina del Carmelo, impulsada por San Juan de la Cruz en 1568, siendo en la actualidad convento de MM. Carmelitas desde la reconversión llevada a cabo por la Madre Maravillas de Jesús en 1947.
-IGLESIA DEL CONVENTO DE LA INMACULADA Y SAN JOSÉ (MONJAS CARMELITAS DESCALZAS) EN ARENAS DE SAN PEDRO (ÁVILA)
-IGLESIA DEL CONVENTO DEL AMOR MISERICORDIOSO Y DE LA MADRE DE DIOS (MONJAS CARMELITAS DESCALZAS) EN PIEDRAHITA (ÁVILA)
-IGLESIA DEL CONVENTO DE LA MADRE DE DIOS (MONJAS CARMELITAS DE LA ANTIGUA OBSERVANCIA) EN FONTIVEROS (ÁVILA)
-IGLESIA DEL CONVENTO DE GRACIA (MONJAS AGUSTINAS), EN ÁVILA, donde ingresa Teresa de niña en 1531 en contra de su voluntad, para poder estudiar, formarse y madurar; allí e
s donde comienza a forjar su vocación.
-IGLESIA DEL CONVENTO DE SANTO TOMÁS (PP DOMINICOS) EN ÁVILA, en cuya Capilla del Cristo de las Angustias o de la Agonía se encuentra el confesionario de Santa Teresa, donde ella tuvo una visión el 15 de agosto de 1561, en la que la Virgen y San José la vestían con un manto azul y un collar.

CÓMO SE PUEDE LUCRAR LA INDULGENCIA PLENARIA

De acuerdo con el Catecismo de la Iglesia Católica, una Indulgencia es “la remisión ante Dios de la pena temporal correspondiente a pecados que han sido perdonados. Un miembro de la fe cristiana propiamente dispuesto, puede obtener una indulgencia bajo condiciones prescritas a través de la Iglesia, la cual, como ministro de la redención, dispensa y aplica con autoridad el tesoro de las satisfacciones de Cristo y los santos”. La Indulgencia consiste precisamente en esto: cuando alguien comete un pecado y se arrepiente, Dios le perdona, pero le queda algo pendiente. Esa obligación o deuda que nos queda pendiente puede eliminarse total o parcialmente mediante la práctica o la lucración de Indulgencias. Por tanto, por Indulgencia Plenaria se entiende la remisión de toda la pena temporal merecida por el pecado, de tal modo que no es necesaria ninguna otra expiación en el Purgatorio.

El Decreto de Penitenciaría Apostólica que anunciaba este Año Jubilar Teresiano explica que únicamente los fieles verdaderamente arrepentidos podrán alcanzar la Indulgencia Plenaria, siempre y cuando cumplan las condiciones acostumbradas: Confesión Sacramental, Comunión Eucarística y Oración por las intenciones del Romano Pontífice. Los fieles que cumplan dichas condiciones podrán lucrarse de esta Indulgencia Plenaria (o aplicarla por las almas de los fieles del Purgatorio) si visitan en forma de peregrinación los templos y santuarios jubilares anteriormente citados, y allí asistan a algún rito sagrado (por ejemplo, la Misa del Peregrino, o cualquier otra celebración jubilar prevista durante el Centenario), o bien oren durante un tiempo suficiente ante alguna imagen de Santa Teresa que se halle solemnemente expuesta, terminando con el Padrenuestro, el Credo y las invocaciones a la Santísima Virgen, a San José y a Santa Teresa de Jesús. Téngase en cuenta que sólo se podrá lucrar una Indulgencia Plenaria al día.

También los fieles cristianos que estén impedidos por ancianidad o enfermedad podrán lucrar la Indulgencia Plenaria si muestran arrepentimiento y propósito de realizar lo antes posible las 3 condiciones acostumbradas, y se unan espiritualmente a las celebraciones jubilares, ofreciendo los sufrimientos de la propia vida, ante alguna imagen de Santa Teresa, que compensó su deseo de martirio con limosnas y otras buenas obras.

Asimismo, el Santo Padre ha concedido durante el Año Jubilar la gracia de impartir la Bendición Papal a todos los fieles cristianos presentes, que verdaderamente arrepentidos y movidos por la caridad, hayan asistido a los Ritos Sagrados y cumplan con las condiciones anteriormente citadas. Dicha Bendición se impartirá en las siguientes fechas:
– 15 de octubre de 2014 (inicio del Año Jubilar)
– 25 de diciembre de 2014 (Navidad)
– 28 de marzo de 2015 (aniversario del nacimiento de Santa Teresa de Jesús)
– 5 de abril de 2015 (Pascua de Resurrección)
– 15 de octubre de 2015 (clausura del Año Jubilar)

Podrán recibirla también aquellos fieles que no puedan asistir físicamente a los Ritos Sagrados (por impedimento de fuerza mayor, como una enfermedad), pero puedan seguir dichos Ritos por los medios de comunicación (radio o televisión), con actitud devota y recta intención de espíritu.

Facebook