(En la obediencia) se halla la quietud que tan preciada es en las almas que desean contentar a Dios. (F. P. 1.)

(En la obediencia) se halla la quietud que tan preciada es en las almas que desean contentar a Dios. (F. P. 1.)

Escrito en: sep 04, 2014

(En la obediencia) se halla la quietud que tan preciada es en las almas que desean contentar a Dios. (F. P. 1.)

 

Facebook