El papa Francisco nos invita a aprender de Santa Teresa a ser peregrinos

El papa Francisco nos invita a aprender de Santa Teresa a ser peregrinos

Written in: Nov 18, 2014

papa Francisco

 

Con motivo de la celebración de la apertura del V Centenario del nacimiento de santa Teresa de Jesús del día 15 de octubre en Ávila con una eucaristía en el centro de la ciudad, el papa Francisco envió un mensaje al Sr. Bishop of Avila, que él personalmente resumió al comenzar la celebración.

En esta carta el papa Francisco, tomando el pie de la frase de Teresa al morir en Alba de Tormes, «¡Ya es tiempo de caminar!», nos invitó a aprender de Santa Teresa a ser peregrinos. Desarrolló en el mensaje cuatro itinerarios, que sintetizan la vida de la santa andariega y que son muy elocuentes para nosotros: el camino de la alegría, de la oración, de la fraternidad y del propio tiempo. Con santa Teresa podemos decir que «un santo triste es un triste santo». La verdadera santidad es alegre porque el Evangelio es su fuente; Teresa de Jesús es maestra de oración, como ha sido reconocida oficialmente por la Iglesia. El camino de los discípulos del Señor discurre por la vía de la fraternidad. Dentro de la Madre Iglesia estamos llamados a vivir y convivir; al morir somos despedidos desde la casa materna de la Iglesia a la casa del Padre celestial. La Iglesia es casa de puertas abiertas; está en camino hacia los hombres para llevarles el gozo del Evangelio. No huyamos de los caminos por donde Dios nos vaya guiando. En todos los senderos y encrucijadas el Señor se hace encontradizo.

Recordar hoy a santa Teresa, una mujer del siglo XVI, nos enseña a aprender del pasado; si le diéramos la espalda, recortaríamos las posibilidades de nuestro presente y de nuestro futuro. Fray Luis de León reconoció que no había conocido a Teresa en vida, pero sí la conoció por sus escritos y por sus hijas; esta es también nuestra situación. Ella está viva en su obra de reforma y nos habla en sus libros; son dos espejos transparentes de su presencia.

Santa Teresa fue una monja contemplativa del siglo XVI, orante, iniciadora en la oración y maestra de oración. Teresa fue una mujer de humanidad arrolladora, de excelente pluma, de desbordante actividad, dotada de una luz singular para descubrir a Dios también «entre los pucheros»; supo adentrarse en los itinerarios más íntimos del hombre con un instinto penetrante en el análisis y certero en la valoración; recorrió caminos en carromatos y pasó malas noches en malas posadas. But, ante todo y sobre todo, fue una mujer de oración.

Facebook