France, cradle of beautiful vocations

France, cradle of beautiful vocations

Written in: Sea 23, 2015

By Amaya Álvarez

Nada más llegar a Francia nos llevaron al convento de los frailes que está situado en el 6ème arrondisement, in the heart of Paris; the Seine and the wonderful architecture of the city welcomed us. En el camino cruzamos las principales calles comerciales, a nuestra izquierda y derecha iban quedando el Louvre, la Torre Eiffel, los Campos Elíseos, las galerías Lafayette… Sin duda ¡París en su mayor esplendor! In addition, un maravilloso día primaveral nos acompañaba.

Ya en el convento, tras las vísperas, pudimos compartir una informal comida junto con los frailes, miembros de la OCD y feligreses. A continuación asistimos a una conferencia sobre la historia del Carmelo en Francia y más concretamente en París. En el país galo particularmente, el Carmelo Descalzo sufrió una gran persecución, dando pie a heroicos actos como los de las 16 bienaventuradas de Compiègne, los mártires de Saint Joseph o la monja carmelita descalza Thérèse Camille de l´Enfant Jesus que utilizó una gran fortuna para comprar el antiguo convento Carmelita y volver a transformarlo en un monasterio. De ella se cuenta que el propio Napoleón dijo: “Si mis hombres estuvieran la mitad de comprometidos con su causa que Mdme. Soyecourt, yo no tendría nada de que preocuparme". Otra cita celebre es aquella que apela a que en cada Carmelita hay un convento, así que pueden cerrar los edificios que quieran, que en cada uno de los frailes y las monjas existirá un Carmelo.

Ya de por sí muy interesados en la historia del Carmelo en Francia, después de la conferencia, pudimos visitar todos los lugares de los que habíamos oído hablar. Se organizó una peregrinación por las calles de París, visitando los principales lugares históricos de los Carmelitas Descalzos en la ciudad. Y no fue sólo para nosotros, ya que multitud de personas nos acompañaron y en cada lugar nos hacían una pequeña exposición del emplazamiento y los acontecimientos que ocurrieron allí.

Los frailes demostraron un profundísimo conocimiento de la historia, respondiendo a nuestras preguntas con total precisión. Tuvimos que hacer 4 grupos de peregrinos diferentes debido a la enorme afluencia. Fue diferente y muy especial porque recorrimos a pie gran parte del centro de París y lugares tan emblemáticos como el jardín de Luxemburgo o MontMartre.

caminoluz_francia

Una anécdota muy curiosa fue que nosotros habíamos comentado que el bastón de Santa Teresa había viajado en avión, tren, barco, coche, autobús… pero que aún nos faltaban muchos medios de transporte y bromeamos con el metro, tractor, motocicleta, burro… Casi al final de la peregrinación, a raíz de lo interesante que estaba resultando y de toda la gente que había venido estábamos un poco retrasados, así que se cumplió ese deseo: ¡Y la Santa viajó en metro! Muy solemnemente llevamos el bastón por los pasillos y vagones hasta llegar a nuestro destino. Nos quedan pocos países ya para encontrar el tractor y el burro :)

Una vez en Montmartre, las monjas había preparado una velada de oración solemne, llena de melodías carmelitas. También visitamos Pontoise, Caen y finalmente nos dirijimos hacia Lisieux.

Otro de los momentos que marcaron un hito en este camino y que recibidos con alegría, con los antecedentes de Santa Teresita de los Andes y tantos otros encuentros, fue cuando se presentó el bastón en el sepulcro de Santa Teresa de Lisieux… una sonrisa nos inundó… Conocer de primera mano la historia de Teresita, ver los lugares donde vivió (que reconocimos por las fotos) fue conmovedor y, specially, el programa que nos prepararon que incluía un momento íntimo que simbólicamente nos llevaba a cada una de las 7 moradas.

And , as usual, llegó el momento de marcharnos. Nos fuimos con la sensación de haber vivido muchas cosas a muchos niveles, en el plano más intelectual, el emotivo o el espiritual. Creo que lo más maravilloso de Francia fue la variedad de momentos vividos. Como uno bien sencillo que no quiero dejarme en el tintero, cuando en Caen, Monjas, Secular, frailes y nosotros mismos compartimos (en una sala sencilla y tras el almuerzo) lo que significa Teresa para nosotros. Simple pero de una honestidad enorme. Como este, clearly, tantos otros momentos.

Y antes de despedirme, creo que en este blog he intentado abarcarlo todo como si aún no hubiese aprendido que no es posible. Quiero dejar una frase que le oí al Fr. Guillaume, Padre Provincial, que dice más o menos as:

“No es la regla la que nos porta, somos nosotros los que portamos la regla. Somos responsable de un precioso legado y como cada uno actuemos va a definir el futuro de dicho legado”.

Es una frase que me ha dado mucho que pensar y espero que también a vosotros.

Thank you!

Facebook