No deja su Majestad de favorecer a los verdaderos deseos para que se pongan por obra. (F. 28-23.)

No deja su Majestad de favorecer a los verdaderos deseos para que se pongan por obra. (F. 28-23.)

Written in: Sep 04, 2014

No deja su Majestad de favorecer a los verdaderos deseos para que se pongan por obra. ​(F. 28-23.)

Facebook