Para pagarnos es tan mirado que no hayáis miedo que un alzar de ojos con acuerdo suyo deje sin pagar. (C. 39-3.)

Para pagarnos es tan mirado que no hayáis miedo que un alzar de ojos con acuerdo suyo deje sin pagar. (C. 39-3.)

Written in: Sep 04, 2014

​Para pagarnos es tan mirado que no hayáis miedo que un alzar de ojos con acuerdo suyo deje sin pagar. ​(C. 39-3.)

Facebook