Vía que, aunque era Dios, que era Hombre, que no se espanta de la flaqueza de los hombres, que entiende nuestra miserable compostura sujeta a muchas caídas por el primer pecado que El había venido a reparar.(The. 37-6.)

Vía que, aunque era Dios, que era Hombre, que no se espanta de la flaqueza de los hombres, que entiende nuestra miserable compostura sujeta a muchas caídas por el primer pecado que El había venido a reparar.(The. 37-6.)

Written in: Sep 03, 2014

​Vía que, aunque era Dios, que era Hombre, que no se espanta de la flaqueza de los hombres, que entiende nuestra miserable compostura sujeta a muchas caídas por el primer pecado que El había venido a reparar.​(The. 37-6.)

Facebook