Entendamos, hijas mías, que la perfección verdadera es amor de Dios y del prójimo; mientras con más perfección guardemos estos dos mandamientos seremos más perfectas. (M. I, 2-17.)

Entendamos, hijas mías, que la perfección verdadera es amor de Dios y del prójimo; mientras con más perfección guardemos estos dos mandamientos seremos más perfectas. (M. I, 2-17.)

Escrito en: sep 04, 2014

Entendamos, hijas mías, que la perfección verdadera es amor de Dios y del prójimo; mientras con más perfección guardemos estos dos mandamientos seremos más perfectas. ​(M. I, 2-17.)

Facebook