Hemos menester obrar para gozar su gloria, y para esto nos es necesario orar para no andar siempre en tentación. (M. II, 1-12.)

Hemos menester obrar para gozar su gloria, y para esto nos es necesario orar para no andar siempre en tentación. (M. II, 1-12.)

Escrito en: sep 03, 2014

Hemos menester obrar para gozar su gloria, y para esto nos es necesario orar para no andar siempre en tentación. (M. II, 1-12.)

 

Facebook