Jesús Urrea: “El público siente interés por estas exposiciones de contenido y calidad”

Jesús Urrea: “El público siente interés por estas exposiciones de contenido y calidad”

Escrito en: feb 19, 2015

En la Sala de Exposiciones de la Iglesia de las Francesas de Valladolid se puede visitar hasta el 1 de marzo la muestra “Teresa de Jesús y Valladolid. La Santa, la Orden y el Convento”. Esta exposición realizada con motivo de V Centenario del nacimiento de Santa Teresa de Jesús reúne en una ocasión excepcional cerca de medio centenar de obras procedentes de museos, conventos e iglesias. Con motivo de la misma, hemos entrevistado a su comisario, Jesús Urrea, sobre las curiosidades y piezas que componen este homenaje a la Santa.

URREA jesus

La mayoría de las piezas en exhibición proceden de las Carmelitas Descalzas de Valladolid y se trata de obras que nunca o casi nunca habían salido de clausura. ¿De qué tipo de piezas estamos hablando? ¿Cuáles consideras de vital relevancia para reseñar la huella de Santa Teresa de Jesús en la ciudad de Valladolid?

De un total de 40 obras que integran la exposición, 25 proceden del convento de la Concepción del Carmen de Valladolid (MM. Carmelitas descalzas). Comprenden obras de pintura, escultura, orfebrería y grabado que abarcan los siglos XVI al XVIII. También se ha hecho una reconstrucción (con planos y dibujos) del templo efímero que se levantó en 1614 para festejar la beatificación de Teresa de Jesús.

Destacan esculturas de gran valor como las tallas de Gregorio Fernández. ¿Qué más obras destacarías por su valor histórico-artístico?

Entre las obras del siglo XVI, destacaría un Crucifijo de Alejo de Vahía, una Piedad de Luis de Morales, una Sagrada Familia de Bagnacavallo. Al siglo XVII pertenece el Armario relicario, con pinturas de Diego Valentín Díaz, tres esculturas napolitanas, 6 pinturas sobre cobre de autores flamencos como Francken, Simón de Vos. Del siglo XVII son dos santos carmelitas del escultor Francisco Sierra, una magnífica custodia del orfebre López Palomino, etc.

¿Cuáles reflejan a la Teresa más mística y cuáles a la Teresa más humana?

La mística está reflejada por un lienzo de Diego Valentín Díaz que la representa como escritora inspirada por el Espíritu Santo en el instante de la transverberación; y dos esculturas de Gregorio Fernández, al representar en su corporeidad, su imagen humana.

SantaTeresaIMG_4613_1 ret 01 SantaTeresaIMG_4618_1 ret 01

La exposición se divide en 3 apartados. ¿Podrías hablarnos brevemente de cada uno de ellos?

El apartado de la Santa se llena mediante obras que reflejan su imagen, su físico, sus aspectos místico y ascético, su condición de escritora y la veneración que ha provocado el reconocimiento de su santidad.

El dedicado a la Orden del Carmen abarca desde la evocación de San Elías, pasando por el desarrollo de los frailes calzados mediante figuras como Santa Magdalena de Pazzis o San Alberto de Sicilia, hasta llegar a la reforma de la descalcez protagonizada por la Santa y San Juan de la Cruz.

El capítulo dedicado a su fundación vallisoletana trata de resumir el valor artístico de su contenido, la atención de sus patronos, la protección de la nobleza en la adquisición de obras de arte y la preocupación de la propia comunidad religiosa por conservar la herencia recibida a lo largo de los siglos.

A escasas dos semanas de que finalice la muestra, ya más de 5.000 personas la han visitado. ¿Cómo valoras estos datos? ¿Qué les dirías a aquellos que todavía no lo han hecho para que no pierdan esta ocasión única para celebrar el V Centenario?

Los datos expresan el interés que siente el público por este tipo de exposiciones de contenido y de calidad. Animaría a que no se perdieran la oportunidad de poder contemplar obras de difícil acceso, por encontrarse habitualmente reservadas en las clausuras, insertas ahora dentro de una argumentación provocada por la celebración del V centenario del nacimiento de Santa Teresa.

Por último, como historiador, en el proceso de realización de la muestra. ¿Qué piezas te han sorprendido descubrir?

No se ha tratado tanto de hacer descubrimientos personales como de hacer descubrir al público curioso o interesado la riqueza inmaterial (por encontrarse al servicio del culto y de la sociedad) que la Iglesia pone a disposición de la Cultura en beneficio de todos.

 

Facebook