La Conferencia Episcopal rinde culto a Santa Teresa en una intensa jornada de peregrinación a Ávila

La Conferencia Episcopal rinde culto a Santa Teresa en una intensa jornada de peregrinación a Ávila

Escrito en: abr 25, 2015

 La 105ª Asamblea Plenaria de la Conferencia Episcopal Española (CEE) se clausuró hoy viernes con una peregrinación de los obispos españoles a Ávila, ciudad natal de santa Teresa de Jesús, con motivo de la celebración del V Centenario de su nacimiento. Hasta  78 prelados, incluidos cinco cardenales, así como el nuncio papal en España, estuvieron presentes en los actos de celebración.  El acto central de la jornada fue  la Eucaristía que ha tenido lugar en la casa natal de la Santa andariega y que fue televisada para toda España a través de canal 13 Televisión. 

La larga jornada de  peregrinación por los principales lugares teresianos de la ciudad comenzaba a primera hora de este viernes en el monasterio de la Encarnación y continuó en ruta hasta el convento que fue casa natal de Santa Teresa, donde los prelados recibieron la bienvenida del Obispo de Ávila, Jesús García Burillo; Emilio Martínez, vicario general de los Carmelitas Descalzos; y el alcalde de la ciudad, Miguel Ángel García Nieto.

Como estaba previsto, a las 11.30 horas se celebró una Eucaristía , presidida por el cardenal Blázquez y televisada en abierto para toda España a través de 13 Tv. El presidente del Episcopado dedicó la homilía a recorrer la biografía, hitos y obras de Teresa de Jesús. “Dios nos ha hecho felices con el regalo de Santa Teresa. Su persona, su vida y misión nos ha enriquecido a todos”, y  añadió que “las celebraciones del V Centenario son una ocasión para que su memoria, que pervive en la Iglesia y en la humanidad, se reanime, se enardezca y se convierta en gratitud y en docilidad a su insigne magisterio”.

También intervino en la celebración el  arzobispo de Valladolid, quien dijo que la mística abulense “nos señaló el destino cuando nos invitó en Alba de Tormes, a punto de morir,  “a comenzar un tiempo de caminar”.

Esta “vida desganada, cansina, desmotivada, mediocre, sin pasión por Dios y por el Evangelio deja el corazón triste y vacío –alertó Blázquez–. Ir tirando, matar el tiempo, es desperdiciar la fuerza de la vida, produce pena y compasión”. “En la experiencia de Teresa, que ella vivió algún tiempo y expresó con claridad, podemos vernos corregidos, identificados y determinados al sí decidido a Dios”.

“La figura de Teresa es poliédrica, ya que desde muchos lados puede ser admirada; pero el centro de su vida y misión es la oración cristiana”, resumió Blázquez hacia el final de su homilía.

Al comienzo de la eucaristía, el vicario general de los carmelitas entregó al presidente del Episcopado una réplica del bastón original de Santa Teresa. Por su parte, el obispo García Burillo recordó la indulgencia plenaria con motivo de este V Centenario, y deseó “que la gracia del Año Jubilar se derrame en nosotros a través de Teresa”.

Después de la misa, los obispos se trasladaron al Seminario, para clausurar la 105ª Asamblea Plenaria, que comenzó el pasado lunes 20. Por la tarde, visitaron el monasterio de San José.

obispos-CEE-avila-2-G

Facebook