La presencia de Santa Teresa de Jesús en Sevilla

La presencia de Santa Teresa de Jesús en Sevilla

Escrito en: ene 20, 2015

Convento de San José del Carmen, Sevilla

A finales del s. XVI Santa Teresa de Jesús llegó a Sevilla, en aquel momento una de las ciudades más ruidosas y cosmopolitas del Mundo por su comercio con las Américas. Al llegar se hospedó en una casa de la entonces Calle Armas (Hoy de Alfonso XII) y ella y el grupo de monjas que la acompañaban se quedaron sin nada al sufrir un robo a manos de vecinos de la zona.
A pesar de la oposición del arzobispo de Sevilla en aquella época, que era contrario a los monasterios de pobrezas y que no recibían rentas, crearía en 1576 el Convento de San Francisco de la Pajarería, en la Calle Zaragoza, la comunidad de monjas carmelitas se trasladaría  al Convento de San José del Carmen, el único de los conventos que fundó Santa Teresa pero que no conoció, en 1603.

La visita al convento comienza en la sala de torno y en el locutorio, el primitivo, donde se conserva la cruz que trajo San Juan de la Cruz y la reja original del antiguo Convento de San Francisco de la Pajarería.
Continúa en la iglesia. Aquí una actriz que hace de Santa Teresa entona extractos de la obra más universal de la santa, Las Moradas, y se describen, entre otras joyas artísticas, el retablo mayor que realizó Jerónimo Velázquez e incluye obras de Juan de Mesa y el lienzo de Francisco Herrera El Viejo que protagoniza el retablo de la Encarnación, de Luis de Figueroa. La visita se cierra con el acceso a la sacristía donde los turistas pueden ver tras un cristal valiosas reliquias de Santa Teresa, como el ejemplar original del libro de Las Moradas.

Otros lugares teresianos que se pueden visitar: Calle de Santa Teresa; Catedral de Santa María de la Sede (Catedral de Sevilla) y Reliquias de Santa Teresa.

Para más información o sellar su pasaporte de Huellas de Teresa: Oficina de Turismo Plaza del Triunfo, 1 Teléfono +34 954 210 005

 

Facebook