La verdadera pobreza de espíritu es no buscar consuelo ni gustos en la oración, sino consolación en los trabajos por amor de Él que siempre vivió en ellos.(V. 22-11.)

La verdadera pobreza de espíritu es no buscar consuelo ni gustos en la oración, sino consolación en los trabajos por amor de Él que siempre vivió en ellos.(V. 22-11.)

Escrito en: sep 03, 2014

​La verdadera pobreza de espíritu es no buscar consuelo ni gustos en la oración, sino consolación en los trabajos por amor de Él que siempre vivió en ellos.​​​(V. 22-11.)

Facebook