Mientras menos hay, más descuidada estoy; y sabe el Señor que a todo mi parecer que me da más pena cuando nos dan mucho que cuando no hay nada. (C. 2-3.)

Mientras menos hay, más descuidada estoy; y sabe el Señor que a todo mi parecer que me da más pena cuando nos dan mucho que cuando no hay nada. (C. 2-3.)

Escrito en: sep 04, 2014

Mientras menos hay, más descuidada estoy; y sabe el Señor que a todo mi parecer que me da más pena cuando nos dan mucho que cuando no hay nada. ​(C. 2-3.)

Facebook