Muy ordinario la misericordia de Dios me pone siguridad, que, pues me ha sacado de tantos pecados, no querrá dejarme de su mano para que me pierda. (V. 38-7.)

Muy ordinario la misericordia de Dios me pone siguridad, que, pues me ha sacado de tantos pecados, no querrá dejarme de su mano para que me pierda. (V. 38-7.)

Escrito en: sep 04, 2014

Muy ordinario la misericordia de Dios me pone siguridad, que, pues me ha sacado de tantos pecados, no querrá dejarme de su mano para que me pierda. ​(V. 38-7.)

Facebook