No ha menester (su Majestad) nuestras obras, sino la determinación de nuestra voluntad.(M. III, 1-8.)

No ha menester (su Majestad) nuestras obras, sino la determinación de nuestra voluntad.(M. III, 1-8.)

Escrito en: sep 03, 2014

No ha menester (su Majestad) nuestras obras, sino la determinación de nuestra voluntad.​​(M. III, 1-8.)

Facebook