¡Oh Jesús mío, qué hace un alma abrasada en vuestro amor! ¡Cómo la habíamos de estimar en mucho y suplicar al Señor la dejase en esta vida!(V. 34-15.)

¡Oh Jesús mío, qué hace un alma abrasada en vuestro amor! ¡Cómo la habíamos de estimar en mucho y suplicar al Señor la dejase en esta vida!(V. 34-15.)

Escrito en: sep 03, 2014

¡Oh Jesús mío, qué hace un alma abrasada en vuestro amor!  ¡Cómo la habíamos de estimar en mucho y suplicar al Señor la dejase en esta vida!​​(V. 34-15.)

Facebook