¡Oh Señor mío, que si de veras nos conociésemos, no se nos daría nada de nadie!(C. 49-2.)

¡Oh Señor mío, que si de veras nos conociésemos, no se nos daría nada de nadie!(C. 49-2.)

Escrito en: sep 03, 2014

¡Oh Señor mío, que si de veras nos conociésemos, no se nos daría nada de nadie!​(C. 49-2.)

Facebook