¡Oh Señor, que todo el daño nos viene de no tener puestos los ojos en Vos, que si no mirásemos otra cosa sino al camino, presto llegaríamos!(C. 26-4.)

¡Oh Señor, que todo el daño nos viene de no tener puestos los ojos en Vos, que si no mirásemos otra cosa sino al camino, presto llegaríamos!(C. 26-4.)

Escrito en: sep 03, 2014

​¡Oh Señor, que todo el daño nos viene de no tener puestos los ojos en Vos, que si no mirásemos otra cosa sino al camino, presto llegaríamos!​​(C. 26-4.)

Facebook