¡Oh Señor! ¿Sois Vos nuestro dechado y Maestro? Sí por cierto. Pues ¿en qué estuvo vuestra honra, Rey mío? ¿Por ventura perdístela en ser humillado hasta la muerte? No, Señor, sino que la ganasteis y aprovechó para todos.(C. 64-2.)

¡Oh Señor! ¿Sois Vos nuestro dechado y Maestro? Sí por cierto. Pues ¿en qué estuvo vuestra honra, Rey mío? ¿Por ventura perdístela en ser humillado hasta la muerte? No, Señor, sino que la ganasteis y aprovechó para todos.(C. 64-2.)

Escrito en: sep 03, 2014

​¡Oh Señor!  ¿Sois Vos nuestro dechado y Maestro?  Sí por cierto.  Pues ¿en qué estuvo vuestra honra, Rey mío?  ¿Por ventura perdístela en ser humillado hasta la muerte?  No, Señor, sino que la ganasteis y aprovechó para todos.​​(C. 64-2.)

Facebook