Por amor de Dios os pido yo que vuestro trato sea siempre ordenado a algún bien de quien habláredes, pues vuestra oración ha de ser para provecho de las almas. (C. 34-1.)

Por amor de Dios os pido yo que vuestro trato sea siempre ordenado a algún bien de quien habláredes, pues vuestra oración ha de ser para provecho de las almas. (C. 34-1.)

Escrito en: sep 03, 2014

​Por amor de Dios os pido yo que vuestro trato sea siempre ordenado a algún bien de quien habláredes, pues vuestra oración ha de ser para provecho de las almas. ​(C. 34-1.)

Facebook