Pues ¿rostro es el vuestro, Señor, para no mirarle estando tan cerca de nosotros? (C. 50-1.)

Pues ¿rostro es el vuestro, Señor, para no mirarle estando tan cerca de nosotros? (C. 50-1.)

Escrito en: sep 03, 2014

Pues ¿rostro es el vuestro, Señor, para no mirarle estando tan cerca de nosotros?

​(C. 50-1.)

Facebook