¿Qué poseísteis, Señor mío, sino trabajos y dolores y deshonras, y aún no tuviste sino un madero en qué pasar el trabajoso trago de la muerte?(F. 10-11.)

¿Qué poseísteis, Señor mío, sino trabajos y dolores y deshonras, y aún no tuviste sino un madero en qué pasar el trabajoso trago de la muerte?(F. 10-11.)

Escrito en: sep 03, 2014

​¿Qué poseísteis, Señor mío, sino trabajos y dolores y deshonras, y aún no tuviste sino un madero en qué pasar el trabajoso trago de la muerte?​​(F. 10-11.)

Facebook