Quien de veras ama a Dios no pretende otra cosa sino contentar al Amado. Anda muriendo porque le quiera y ansí pone la vida en entender cómo le agradará más.(C. 69-3.)

Quien de veras ama a Dios no pretende otra cosa sino contentar al Amado. Anda muriendo porque le quiera y ansí pone la vida en entender cómo le agradará más.(C. 69-3.)

Escrito en: sep 03, 2014

Quien de veras ama a Dios no pretende otra cosa sino contentar al Amado.  Anda muriendo porque le quiera y ansí pone la vida en entender cómo le agradará más.​(C. 69-3.)

Facebook