Tengo por mayor merced del Señor un día de propio y humilde conocimiento, aunque nos haya costado muchas aflicciones y trabajos que muchos de oración. (F. 5-16.)

Tengo por mayor merced del Señor un día de propio y humilde conocimiento, aunque nos haya costado muchas aflicciones y trabajos que muchos de oración. (F. 5-16.)

Escrito en: sep 04, 2014

​Tengo por mayor merced del Señor un día de propio y humilde conocimiento, aunque nos haya costado muchas aflicciones y trabajos que muchos de oración. ​(F. 5-16.)

Facebook