Teresa de Jesús, mujer fuerte, valiente

Teresa de Jesús, mujer fuerte, valiente

Escrito en: mar 06, 2015

En relación al Día Internacional de la Mujer que celebramos este domingo, hoy os traemos, de nuevo de la mano de Margarita Alcalde, un nueva reflexión de la figura de Santa Teresa como ¡mujer fuerte, valiente!

santa-teresa-de-jesus

Y por lo tanto, apóstol.

Escuchemos lo que el Papa Francisco dice de ella en la carta que escribió al obispo de Ávila con motivo de la apertura del Año Centenario el 15 de octubre pasado:

“Ella vivió las dificultades de su tiempo -tan complicado-, sin ceder a la tentación del lamento amargo, sino más bien aceptándolas en la fe como una oportunidad para dar un paso más en el camino… ¡Éste es el realismo teresiano, que exige obras en lugar de emociones, y amor en vez de ensueños, el realismo del amor humilde frente a un ascetismo afanoso!… Cuando arde el mundo, no se puede perder el tiempo en negocios de poca importancia. ¡Ojalá contagie a todos esta santa prisa por salir a recorrer los caminos de nuestro propio tiempo, con el Evangelio en la mano y el Espíritu en el corazón! ¡Ya es tiempo de caminar!”

Y oigamos lo que ella misma nos dice en el libro de las Fundaciones (F 2,7):

“¡Oh grandeza de Dios! ¡Y cómo mostráis vuestro poder en dar osadía a una hormiga! ¡Y cómo, Señor mío, no queda por Vos el no hacer grandes obras los que os aman, sino por nuestra cobardía y pusilanimidad! Como nunca nos determinamos, sino llenos de mil temores y prudencias humanas, así, Dios mío, no obráis Vos vuestras maravillas y grandezas. ¿Quién más amigo de dar, si tuviese a quién, ni de recibir servicios a su costa? Plega a Vuestra Majestad que os haya yo hecho alguno y no tenga más cuenta que dar de lo mucho que he recibido. Amén”.

Por fin, escuchemos su palabra y la Palabra de Dios, como dichas hoy para nosotros:

“Esme gran lástima, porque conozco muchas almas que llegan aquí; y que pasen de aquí, como han de pasar, son tan pocas que se me hace vergüenza decirlo. Querríalas mucho avisar que miren no escondan el talento, pues que parece las quiere Dios escoger para provecho de otras muchas, en especial en estos tiempos que son menester amigos fuertes de Dios para sustentar los flacos”. (V. 15, 5)

“No os inquietéis. Confiad en Dios y confiad también en mí”. (Jn. 14, 1)

“Y les dijo: -Id por todo el mundo y proclamad la buena noticia a toda criatura”. (Mc. 16, 15)

Facebook